+57 320 2569061
Menu

POETA CARMENZA JIMENEZ

Diciembre 20 de 1.964. Girón Santander.

Hace algún tiempo  en un Municipio no muy lejano, nació una niña, a quién bautizaron, con el nombre de María Flor Alba Jiménez, por asuntos de falta de documentación de sus padres, no hubo manera de registrarla con los apellidos de sus progenitores,  al poco tiempo la violencia se hace latente,  la familia sale desplazada y en ese afán por salvar su vida, resuelven quedarse en un sitio seguro en el departamento del Tolima.

Pasado algún tiempo con mejores perspectivas logran su estabilidad y regresan a su lugar de origen, María Flor Alba ya tiene ocho años y no ha podido ingresar a la escuela. Sus padres poco les preocupa tal situación, el padre asume que las hijas mujeres no deben estudiar, y debe dedicarse al  arreglo de la casa y a  preparar los alimentos, en ese orden no se preocupan por el estudio de la niña, pasado un  tiempo, hay elecciones populares, y por aquello del azar el alcalde promueve educación gratuita para niños y niñas desde los siete  hasta los diez años.

Es así como la niña se enfila en sus estudios, termina su primaria y su bachillerato,  viaja a la capital, estudia en el SENA, contabilidad y Finanzas, luego comienza estudios en el Área de la Salud, se vincula  en ese campo, termina sus estudios, y establece su Empresa, en la cual trabaja en la actualidad, siempre ha escrito, participado en varios concursos, es Miembro del Club de Lectura de Girardot.  Participo en el 46 encuentro de poesía y cuento en la Ceja Antioquia y ocupa el 5to lugar.     Próximamente sale al Mercado el Poemario de su autoría. Titulado * ENSOÑACION*   Sus seudónimos son como sigue…Para Poesía…..MONACHA…Para  cuento….KAREN MUÑOZ….Para alegorías y otros Escritos…CARMENZA JIMENEZ.

Octubre 29 de 2018.

BESARTE A TI
Me gusta que llegues
Porque tú me besas
Me gustan tus besos
Porque me embelesas
Y en esos besos
Y en los embelesos
Me mantienes presa
Como en el silencio
Que añoro y ansío
Cuando tú me besas
Y es ese momento cuando tú me besas
Anhelo el instante sublime ya preso
Que tus manos rocen mis mejillas
Haciendo del beso
El sello secreto de tu amor y el mío
Que entre uno y otro
Mantengo cautiva
Porque en tú silencio
Aflora el deseo
Que mantiene en vilo
Tu cuerpo y el mío
Y así bien junticos
Querernos por siempre
Sin otro motivo que tú amor y el mío
El que nace ahora y dice quedarse
Quedarse por siempre
Porque la magia que imprimen tus besos
Me transportan hacia el infinito
Y es allí que quiero quedarme
Pegada a tu cuerpo
Unida a tu alma
Y que sea Dios todopoderoso
Quién diga si debo quererte por siempre
Ya que es lo que anhelo
Porque robaste mi fe mí esperanza
Y todo lo que pasa
Viene de muy dentro
Dentro de mi alma
Donde te llevo unido por siempre
Por siempre amor mío
Como en el silencio

AUTOR: MONACHA
AMARGA DECEPCION
Rompiste mis alas al emprender el vuelo
Mis ilusiones rotas quedaron  al deshielo
Sin comenzar a usarlos mis pensamientos vuelan
Ya no tendré tu imagen,  latente en mis entrañas
Aquella que una tarde mirara con desvelo
Por ser los ojos tuyos dos gotas lacerantes
Que una de esas  tardes  me acariciaran toda
Con dicha desmedida de cálidos   abrazos
Aquella tu mirada que penetrara mi alma
Y dejara destellos de  luces y  colores
Ya no  debo mirarte como lo hiciera antes
Tendré que acostumbrarme
A verte bien de lejos
Porque con tu mirada de pálidos reflejos
No cuajan los deshielos de mi dolor  constante
Creí  tenerlo todo con tu dulce sonrisa
Que equivocada estaba…
De todo cuanto ofreces
Y pretendí callarlo al  ver en tu mirada
Que no era para siempre
La dicha de tenerte
Por ello al advertirlo  me lleno  de amargura
Mi taciturna vida de amanecer tranquilo.
Se está  desvaneciendo   y ya te has ido lejos
Y ya son otros ojos que trémulos se acercan
Inundan de ternura mi gélida mirada
Me dicen con paciencia
Que ya no queda nada.
Que incierto luce todo
Pensé yo de momento
Porque siempre se  acaba  al ritmo del silencio
Si preferí tus besos que  aquellos  ofrecidos
Quizás porque pensaba que estos fueran
Sinceros.
no he de pensar tanto… serán otras sonrisas
Y llenaran mis días
De alegres despertares
Bebiendo aquel elixir que ofrecen otros labios
Porque los tuyos viajan
En honda lontananza
Queriendo así dejarme con mi dolor a solas
Serán otros los pasos que tracen mi camino
Aquel que ando buscando de dichas y alegrías
Y ya probablemente desista de encontrarlo
Al entender entonces que nunca fuiste mío
Porque  debo callarlo si  rasga mi  alegría
Porque he de mencionarlo
Cuando comienza el día
No quiero recordarlo
Me duele todavía
Que juegue en el silencio
Que ronda su destino.
Por  mí que sea dichoso
Que vibre su alegría
Ya no he  de molestarme
Si vive o muere un día
Con el muere  el recuerdo
Latente que tenía
Y así se desvanece
La gloria de otros días.

AUTOR:  MONACHA.
AMARGURA
Me aplasta la incertidumbre de tenerte
La posibilidad de soportarte no existe
Cada palabra dirigida a mí salpica mi entraña
Cada día se hace intolerable tu presencia
Se acabó la esencia de otros días placentera
Ya no genera tranquilidad y sosiego
Terminó el placer de estar contigo
Eres el espino que rosa mi piel y me hace daño
No hay tranquilidad en nuestro entorno
Rompiste el pergamino donde estabas
Dañaste el poco amor que estuvo inerte
Pensé despertarlo, no he podido
Ya acabo el ensueño de otros tiempos
Cuando calmaba mi ira con tus mimos
Y qué decir de ahora,
Ya no rosa mi piel el nardo fresco
Solo abrojos encuentro en tu respiro
Y el amor de ayer partió bien lejos
Al encontrar el lecho destrozado,
Destrozado por ti,
No fue posible encontrar
El halito de amor que ayer muriera
Y que al morir arrancó de raíz,
Aquel desvelo donde antes hubo
Fe y esperanza siempre juntas,
Al acecho de un destello de ternura
Ya acabo aquel amor
Que en otro tiempo, fuera luz y armonía
Fuera remanso de paz y de alegría
Pero no…que diría
Que podría decir a mi quebranto
Si acabo con lo poco que tenía,
Igual no queda nada
Donde muere el deseo y la pasión
Descansa siempre el momento del olvido
Y es mejor olvidar
Que pensar que hubo, y no has tenido
Triste verdad que lacera mis sienes
E inunda mis sentidos de nostalgia
Al saber que perdí aquello que jamás
Fuera un bien mío
Porque saliste mí vida
Sin un vestigio de adiós o despedida
Pero vete, no dilates el cáliz de amargura
Que estará impreso en mi piel y en mi ternura.

Autor: MONACHA.